Fingerlings

Los Fingerlings suman nuevos amigos, aunque primero tendrás que domesticarlos. A los cándidos y dulces Fingerlings que conocías hasta ahora se unen los Fingerlings Indómitos. Fieras salvajes que tendrás que se agarran a los dedos de forma salvaje e imprevisible. Con sensores de movimiento y detectores de sonido, reaccionan con sus intimidante dentadura, su poderosa mandíbula y sus afiladas garras. Este animal puede distinguir a los amigos de los enemigos; mientras que en el modo indómito aullará, en el modo domesticado se acurrucará y jugará contigo como un cachorro.